«South Park: The Pandemic Special» es la sátira definitiva sobre la nueva normalidad

«South Park», la incorrección hecha arte en clave de sátira, ha vuelto por la puerta grande. Trey Parker y Matt Stone, nuevamente, se han lucido y nos han regalado una joya. No esperábamos demasiado del recientemente estrenado capítulo especial de la serie estadounidense, en gran parte por la ligera caída en la calidad de los guiones de las últimas temporadas, pero sus geniales creadores nos han callado la boca con solvencia: «South Park: The Pandemic Special» es la sátira definitiva sobre la nueva normalidad y se destaca entre tanto repelente producto audiovisual que versa sobre la era pandémica. Todo aquel que posea la osadía de crear un relato sobre el 2020 tendrá como paradero obligatorio el visionado de estos magistrales cuarenta y siete minutos. Se burlan de todo, de todos y hasta de ellos mismos. La sátira se ha vuelto realidad, como declararon hace algunos años, a propósito de Donald Trump.

Se burlan del capitalismo financiero, de los medios de comunicación, de la violencia policial, de la comunidad científica, de nuestros torpes y corruptos gobernantes, de la cultura de los fake news, del enfermizo individualismo que impone el sistema, de la paranoia de algunos y de la indolencia de otros, de la hipocresía juvenil y de la impotencia generalizada. Randy tendrá que lidiar con la culpa de haber iniciado la pandemia en Wuhan y, a partir de ahí, todas las desternillantes subhistorias sobre las consecuencias del covid-19 en el pequeño pueblo de Colorado tendrán un desarrollo delirante, que deberemos disfrutar sin tabúes. Si, por un lado, unos oligofrénicos científicos estarán más concentrados en descubrir el supuesto origen animal de la enfermedad que en buscar una vacuna, el presidente de los Estados Unidos concentrará esfuerzos en preservar la pandemia por mero cálculo político.

Todas las semanas, los medios nos bombardean con noticias sobre una posible vacuna que acabe definitivamente con la detestable nueva normalidad. Todos sabemos que esta recién estará disponible el próximo año para las mayorías, pero necesitamos consumir noticias que contengan nuestra paranoia. Así, aparecen los fake news sobre las posibles consecuencias del covid-19, un futuro distópico o apócrifas curas de cuestionables «estudiosos». Y así también aparecen esos científicos, que ya todos identificamos, vendiendo humo sobre métodos para evitar la propagación de la enfermedad o sobre plazos más largos o cortos para el desarrollo de la vacuna. «South Park» se encarga de ironizar sobre cómo los medios y muchos científicos han jugado en pared durante todo el año solo para vender noticias.

Lo cierto es que las evidencias científicas sobre el covid-19 son contadas y la manipulación mediática solo es un reflejo de la necesidad de nuestros gobernantes de ocultar los impresionantes niveles de corrupción en América y, de pasada, salvar el gran negocio de las comunicaciones. En «South Park: The Pandemic Special», el personaje basado en Trump decide que dejar que todos se infecten es buena idea porque así «se mueren los mexicanos» y lo celebrarían sus fascistoides electores. ¿Esa puede ser la lógica del gobernante del país que es el centro del capitalismo mundial? Mientras tanto, Mickey Mouse está en China para hacer negocios, no importándole que este país sea el enemigo natural de los Estados Unidos y se declare abiertamente socialista, sino concentrándose en seguir generando dividendos en medio del colapso económico de Occidente.

Por otro lado, los policías despedidos por la crisis aceptarán ser maestros de escuela, en medio de la nueva normalidad, disparando a un escolar y atribuyendo su grave estado de salud al covid-19. En «South Park: The Pandemic Special»las críticas a la hipocresía de la sociedad sobre la nueva normalidad son múltiples y están disparatadamente encarnadas en el personaje de Cartman, que celebra el distanciamiento social y el cierre de las escuelas, lo que le obliga a pervivir con un estilo de vida sedentario y completamente insalubre. Claro, no todos son como Cartman, pero muchos han buscado sacar provecho de una situación dramática, como Randy vendiendo «promociones de Pandemia» de marihuana buscando el crecimiento de su negocio. A ese punto de irracionalidad hemos llegado como sociedad y «South Park» lo retrata con acidez, mofándose públicamente de toda la especie humana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: